Pide tu cita: 958 940 549 - lourdes@granadapsicologos.net
Buscar en la web

Acabar con el hábito de postergar.

Diagnóstico e intervención en Granada

Psicóloga en Granada para ayudar a dejar de postergar o posponer tareas

AYUDANDO A GRANADINOS DESDE HACE MÁS DE QUINCE AÑOS DESDE LA COMPRENSIÓN Y LA CERCANÍA.

 

Posponer, aplazar para otro día, otro momento que luego es nunca, dejarlo para cuando me encuentre mejor, más motivado, esperar a que se solucione por si sólo…etc son comportamientos comunes del habito de la postergación.

¿Cuáles son las consecuencias, qué efectos puede producir el tener el hábito frecuente de postergar?

Los efectos de la postergación pueden ser lejos de lo que a veces se cree muy nocivos, lo que empieza siendo un problema inofensivo suele de no ponérsele remedio tener consecuencias duras en la vida de una persona a medio/largo plazo.

Desde cómo afecta a la identidad de la persona, a su autoestima y al nivel de confianza, a su productividad y rendimiento profesional y/o académico y a la calidad de sus relaciones personales y familiares.

Lourdes Ruiz Gordo - Psicóloga

Tipos de postergación

Existen dos tipos de postergación, una sana y otra que no lo es, si bien en las dos la persona pospone la realización de una tarea o la toma de una decisión, en el primer caso el efecto de esta decisión la mayoría de las veces tiene un efecto positivo tanto en la sensación de eficacia de la persona así como en su autoestima, caso contrario a lo que ocurre cuando se recurre a la postergación insana, dónde la consecuencia de aplazar acaba haciendo mella en el autoconcepto y el nivel de eficacia que ya la persona tenía sobre si misma previamente a la postergación y que ahora nuevamente se ve reforzado negativamente.
Expresiones comunes de las personas que tienen un autoconcepto negativo de si mismas y que achacan o asocian al hábito de postergar son:

.- Soy perezoso, vago
.- No tengo fuerza de voluntad.
.- Soy irresponsable.
.- No se puede confiar en mi.
.- Soy inconstante, caprichoso, inmaduro…etc

Muchas de estas expresiones además de utilizarlas la propia persona son utilizadas por su entorno familiar y social próximo, con lo que la identidad de que no sirvo, no valgo o no puedo hacerlo de otra manera se instala en la persona aún mas si cabe.

¿Qué hay detrás de este hábito?

Además de una identidad erróneamente creada por tanto las experiencias en las que la persona ha postergado a lo largo de su vida y lo que asume que es, por lo que las personas cercanas le dicen, existen varios motivos que explican este comportamiento, entre ellos:

.- Características y aptitudes personales.
.- Características a tener en cuenta del entorno familiar de donde la persona procede.
.- Miedos: miedo al fracaso, miedo a equivocarse.
.- Problemas de autoestima: sentimientos de ineficacia, de inseguridad, de baja confianza.
.- Perfeccionismo, al contrario de lo que la persona suele creer, que piensa que al contrario, que debería de ser más “perfecta”.
.- Identificación con valores y creencias que la persona trae cómo correctas (y que no lo son pero) que guían su comportamiento y motivaciones.

¿En qué te va ayudar la terapia?

En la consulta identificaremos las causas que hacen que recurras al hábito de postergar.

Dependiendo del/los motivos que estén implicados desarrollaremos un plan de acción práctico y personalizado (adaptado a tus situaciones reales) para ir cuestionando y/o afrontando de forma eficaz cada uno de los obstáculos o impedimentos que, o no sabías que estaban o no habías gestionado hasta ahora por no conocer el cómo se podía hacer.

Aprenderás nuevas formas de acercarte a conseguir tus objetivos para que la imagen que tienes de ti así cómo tu sensación de eficacia y valía personal se vean reforzadas.

 

pide cita granada psicologos

Ir parte superior