Relaciones víctima – manipulador

manipulador 2RELACIÓN   VÍCTIMA – MANIPULADOR.

Cada vez son más frecuentes los casos de personas que acuden a consulta porque son víctimas de una relación de abuso de poder por parte de otra persona: de su pareja, de su madre, de su hijo, de una amiga, de su jefe, de compañeros de trabajo…

Este artículo va a tratar sobre el tipo de relación que se establece entre dos personas en las que uno juega el papel de víctima y la otra el papel de manipulador.

Este tipo de relación es una relación tóxica y dependiente, donde ninguna de las dos partes se relaciona con el otro desde la libertad ( que presupone hoy en nuestros días cualquier tipo de relación) y, muy importante como más adelante detallaré , la asunción de la responsabilidad para consigo mismo que como adultos estamos en nuestro derecho y obligación de ejercitar.

Es también importante decir que este tipo de relación es mucho más común y frecuente de lo que se cree, no es una cuestión ni de status social, educacional, cultural, ni de sexo, ya que estas dos posiciones se dan por igual en ambos sexos.

Que incluyen a todos los status y culturas y, aspecto muy importante, no tiene nada que ver con la educación académica o no recibida, ya que aquí quien fundamentalmente está implicada es  “la educación en valores, emociones y actitudes”.

Es una relación como la mayoría de las relaciones tóxicas que se sufre en secreto y en silencio y que por sus connotaciones particulares, especialmente, las de la persona manipuladora, no siempre fácil de detectar y por tanto de ofrecer una red de apoyo adecuada para la víctima

 

 

 

NOTA: En este artículo se tendrá siempre presente que la relación a la que me voy a referir es la que tiene lugar entre adultos, en ningún caso a lo largo de él nos referiremos a relaciones donde la figura del menor esté presente.

 

¿CUÁL ES EL PERFIL DE LA VÍCTIMA Y DEL MANIPULADOR?

 

Victima:

.- Es una persona con problemas de autoestima, generalmente dependiente del afecto y cariño de los demás

.- Es una persona sujeta a la necesidad de aprobación de los demás, a que los demás los aprueben y validen.

.- Es una persona ingenua, generalmentetiende a pensar y a confiar más de la cuenta en las ” buenas “intenciones de los demás.

.- Suele ser una persona con unas altas exigencias éticas y morales.

.- Es una persona con dificultades para comunicarse “asertivamente”.

.- Es una persona que no tiene claro el significado de los conceptos: amor, respeto, dignidad, libertad y responsabilidad.

.- Es una persona complaciente, antepone las necesidades y preferencias de los demás a las suyas propias.

.- Es una persona con una conciencia inmadura, infantil, que se rige por criterios extremistas y rígida: (Si se comporta bien se da la consideración de bueno pero si su comportamiento no es intachable pasa a llamarse y a creerse automáticamente malo, egoísta, falso, deshonesto…etc.).

.- Es por tanto una persona que no tiene ni actúa con objetividad a la hora de valorar su conducta, sobredimensionando, dando más importancia de la real a sus fallos o errores de la que realmente tienen.

– Es una persona que da un alto valor en su vida y por tanto en sus relaciones a la sinceridad y autenticidad, donde rara o nula vez utilizan el engaño o manipulación.

.- Es una persona con dificultades en las competencias relacionadas con:

• Autocontrol y gestión de emociones.

• Habilidades en la resolución de conflictos.

• Empatía, mostrando un exceso de esta en sus relaciones, ( la persona es demasiado sensible a los problemas y necesidades del otro).

 

Manipulador/a:

 

.- Es una persona con problemas en su autoestima, es una persona que en el fondo no confía en sus capacidades y cualidades personales.

.- Es una persona con una gran inseguridad personal, que esconde con otros logros a nivel : social, familiar, académico, profesional…

.- Suele ser una persona con los criterios éticos y morales laxos.

.- Es una persona intelectual y verbalmente habilidosa.

.- Es una persona socialmente deseable, sabe presentarse, sabe venderse.

Pudiéndose mostrar encantador/a, cariñosa, interesada…sobre todo cuando este medio le valga para conseguir sus objetivos.

.- Es una persona con dificultades para comunicarse “asertivamente” en las situaciones que requieren negociar o dialogar y que según ellos entienden pueden dar lugar a una pérdida de poder:

• Es una persona que recurre al chantaje emocional , a la manipulación, a la mentira, a la negación de los hechos para conseguir sus fines

• No suele dar pie al dialogo, recurriendo al silencio, o a dar por zanjada la discusión cuando esta apenas acaba de empezar. El ceder o negociar no está dentro de las alternativas para intentar llegar a acuerdos. (Entendemos que siempre nos estamos refiriendo a la esfera personal, con sus íntimos, fuera de ésta área, su comportamiento puede ser diferente).

• Es una persona que confunde las discusiones, el no estar de acuerdo, con un “conflicto de poderes”, es decir, algo tan normal y tan básico como manifestar otras opiniones o no estar de acuerdo es interpretado como una provocación que lo que busca es restarle “poder”.

• Es una persona que no se responsabiliza de sus fallos o errores, echándole la culpa de los mismos al otro.

.- Es una persona Egocéntrica (centrada en si misma), lo cual le impide tener claro el significado de los conceptos: amor, respeto, libertad y responsabilidad.

.- Es una persona con una conciencia también inmadura e infantil:

• Utiliza la posición de dominio “yo gano, tu pierdes”.

• Donde para ello “el fin justifica los medios”, entre éstos los más usuales son: la mentira, el chantaje emocional, la negación de lo que hace o dice, críticas, descalificaciones, resaltar sólo los aspectos negativos, cuestionar insistentemente las opiniones de la víctima, tachándolas de poco lógicas o sin argumento.

.- Es una persona que no tiene ni actúa con objetividad, es más, se siente Víctima de los demás y de su circunstancia“.

.- Es una persona acomplejada que proyecta todas sus imperfecciones o lo que no le gusta de ella en el otro.

.- Es una persona que no tolera ni el fracaso ni la crítica.

.- Es una persona cuyo comportamiento en el resto de áreas: profesionales, sociales, de pareja…familiares, según cuál sea el lugar exento del tema que nos ocupa, estará pendiente y dará mucho valor a la necesidad de sentirse valorada, respetada y, reconocida. Por lo que se cuidará fuera de su entorno íntimo de mantener y cuidar su imagen social, exhibiendo una máscara y fachada de acuerdo a los criterios sociales que se esperen de ella.

.- Es una persona con dificultades en las competencias relacionadas con:

• Autocontrol y gestión de emociones.

• Habilidades para la resolución de conflictos.

• Empatía: dificultades para comprender las necesidades del otro y por tanto de ponerse en su lugar.

 

¿CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS CANDO DE  PERMANECER  EN ESTA RELACIÓN?:

 

Consecuencias para la víctima:

1. Deterioro y pérdida de Autoestima.

2. Confusión y desorientación, la persona se siente muy confusa acerca de :

• Sus sentimientos para con ella misma, se siente mal, se culpabiliza por tener o desear pensamientos y consecuencias negativas para el manipulador.

• Sus sentimientos para con la persona que le manipula ( a la  que la mayoría de las veces no reconoce como tal, siendo frecuentes las excusas y/o justificaciones para con ellal y su comportamiento).

• Sus intenciones. Empieza incluso a dudar de los motivos e intenciones por los que dijo o hizo determinado comportamiento, llegando incluso a desdecirse y a asumir las opiniones del manipulador como suyas.

• Para tomar decisiones, sus decisiones estarán condicionadas a según pueda o no afectar al manipulador/a, a cómo afecten al estado de ánimo de éste, a según pueda o no derivar en conflicto. Puesto que esto ocurre con mucha frecuencia, la mayoría de las ocasiones la víctima se inhibirá y dejará que el otro decida por ella o, simplemente no opinará.

• Para emitir opiniones personales acerca de cuestiones que tengan que ver primero con la relación y después, en general. la persona manipuladora acostumbra a “exigir” a la víctima que ésta de explicaciones racionales y sólidamente argumentadas. Además de que esto cómo es lógico no siempre es posible, la víctima ya entra en un proceso de “bloqueo mental” ( la mayoría de las veces por miedo) que le impide expresarse y darle fuerza a sus argumentos.

3.-  Dudas frecuentes acerca de: su valía, de su capacidad, de sus cualidades, que empezará en el área dónde esta relación se de y acabará afectando al resto.

4.- Sentimientos de culpa.

5.-  Pérdida de autonomía, desarrollará una relación de dependencia, fiándose cada vez menos de sí misma y de sus criterios.

6.- Aparición de trastornos emocionales de: depresión, ansiedad, así como trastornos psicosomáticos.

7.- Cansancio y fatiga crónica.

 

Consecuencias para la persona manipuladora:

1.- Pérdida de seguridad.

• Recordemos que la persona que manipula se siente igualmente “victima de la situación”.

Las personas manipuladoras, son personas inseguras, con la autoestima muy baja.

En el fondo, muy en el fondo, (pues no reconocen esta falta de seguridad, ya que para ellas es signo de debilidad), temen que los demás puedan aprovecharse de ellas.

Ante una situación que ellas evalúan como amenazadora para su seguridad, reaccionan con ansiedad y/o miedo. Bien victimizándose ( procurando que la víctima se sienta responsable de su situación) o bien , poniéndose a la defensiva, atacando.

• Cuando esta pérdida de seguridad que para ellas está directamente relacionada con la pérdida de poder se ve amenazada, se vuelven adictas al:

.- Control de la víctima y de todo lo relacionado con ella que le pueda hacerse sentir amenazado: móvil, amistades, familia, dinero, horarios…

• Cuando ésta interpreta erróneamente que la víctima está compitiendo con ella para quitarle el poder ( y por ende seguridad) , entrará en ansiedad y, lo resolverá utilizando todos los métodos “abusivos “ que hemos comentado anteriormente

. 2.- Soledad. Aunque permanezca la convivencia con la  persona manipuladora, ésta cada vez se sentirá y encontrará más sóla, pues la relación con la víctima será una relación deteriorada y cada vez más distante.

3.- Irritabilidad y Tensión crónica que puede derivar en Trastornos del sistema inmunológico.

4.- Trastoros emocionales: depresión, ansiedad.

5.- Adicciones.

 

 

¿CÓMO SALIR DE ESTE TIPO DE RELACIÓN?

Para la victima:

1º.- Lo primero que hay que decir es que no es fácil, no es fácil primero:

.- Que la víctima se de cuenta de que está “atrapada” en ese tipo de relación.

Es lo que conoce, probablemente lleva varios o muchos años así, y aunque parezca mentira, “ya se ha acostumbrado a vivir y a sentirse así”

.-  Que reconozca su posición de víctima, y reconozca a la otra persona como manipuladora y abusiva.

Como he comentado la víctima tiene fuertes valores éticos y morales, y no nos olvidemos, a pesar de estar sometida a una relación de abuso de poder por parte del que le manipula, también le unen a él lazos afectivos y/o  vínculos,  que en el momento de posicionarse para querer poner fin a este tipo de relación  le harán entrar en conflicto con sus valores.

2º.- Por tanto como segundo paso es que la persona por si misma o con ayuda,  revise conceptos que tiene erróneamente aprendidos y que están impidiendo que pueda valorar con más objetividad y claridad su situación y el tipo de relación que está manteniendo.

Con estos conceptos me refiero por ejemplo a lo que la persona entiende:

.- Como lo que es el amor y amar a una persona.

.- Lo que significa ceder, perdonar.

.-Tener amor propio.

.- El concepto de lealtad, fidelidad.

.- Donde empieza y acaba la responsabilidad para con uno mismo y donde empieza y acaba la responsabilidad para con los demás.

.- El concepto de amistad.

.- Responsabilidad/culpabilidad.

 

3º.- Responsabilizarse de uno mismo:

Esto significa, hacerme responsable de lo que me está pasando , de mis sentimientos, de mis circunstancias, de mi situación.

Esto pasa por dejar de esperar o pretender que la otra persona asuma lo que es responsabilidad de la víctima asumir, su responsabilidad.

Esto implica:

.- Dejar de dar infinitas oportunidades y explicaciones para que el otro te comprenda,

.- Dejar de evitar el conflicto, no propiciarlo tampoco, pero si ser realistas, con frecuencia la víctima se autoengaña, pensando que si no se discute por lo menos algo está consiguiendo.

El conflicto no está en discutir o no, el conflicto está fundamentado en una relación de abuso de poder, el no reconocer (por lo menos interiormente este desequilibrio de posiciones), hace que no solo se mantenga el conflicto sino que la víctima no tenga el nivel de conciencia necesario para empezar a situarse en otra posición, la de igual a igual.

.- No esperar a que el otro cambie para empezar a cambiar la forma de actuar o de responder.

.- Cambiar el “lo/la  estoy traicionando “por “tengo primero que ser responsable conmigo y cuidar de mi”.

.-  Buscar una persona  en  la que apoyarse,  o a la que contar la situación.

Esto no siempre es fácil, pero si lo intentas, además de los profesionales especializados en estos temas, siempre habrá una persona comprensiva dispuesta a atenderte y a escucharte.

.- Preguntar las veces que sea necesario para asegurarte de que no estás confundida/o.

Como hemos dicho la persona manipuladora, con sus mecanismos, acaba haciendo dudar a  la víctima de sus propios criterios, por lo que es muy importante que puedas contrastar tu opinión con otras personas.

.- No sentir vergüenza por reconocer tu situación.

.- Es normal sentir miedo, ansiedad.

Acepta estas emociones como parte normal del proceso, pero en ningún caso como obstáculos que te impidan ir hacia donde tú quieres.

El miedo es el que te ha tenido paralizado y bloqueado durante tanto tiempo, miedo a perder la relación, miedo a quedarte solo/a, miedo a no saber si te podrás valer por ti mismo…etc.

Valora, ya sabes lo que es vivir con miedo y cuales están siendo las consecuencias.

En realidad tienes poco que perder y mucho que ganar si le plantas cara al miedo.

 

 Para el manipulador/a:

 

Normalmente, la experiencia profesional  me dice que cuando el manipulador empieza a hacerse responsable de su comportamiento y de sus acciones, es cuando antes  la víctima ha empezado a hacerse cargo de las propias.

Las personas manipuladoras son personas con ideas y creencias distorsionadas acerca de cómo es el mundo y de cuál y como deben de ser el comportamiento para con ellos de las personas que les rodean.

Son personas que no perciben ni aceptan la realidad tal cuál es.

Cuando algo o alguien no les gusta, no está de acuerdo o les incomoda, lo intentan adaptar a su gusto.

Son personas  con comportamientos irracionales en sus relaciones personales e intimas.

Si la persona que tiene al lado también se comporta de forma irracional, no ejercitando sus derechos y obligaciones, entre ellos el fundamental,  el derecho a ser tratado con respeto y dignidad asi como la obligación de:  velar y cuidar por mi estabilidad y seguridad emocional,  la persona manipuladora no lo hará.

Es muy difícil que la persona manipuladora se de cuenta o reconozca que lo es por si misma.

 

¿ QUÉ PUEDO HACER?

Llegados a este punto hay tantas opciones cómo la persona víctima de esta situación elija, porque siempre se puede y se debe elegir, sobre todo cuando estamos hablando de una situación de abuso que ya se ha cronificado y no tiene miras de cambiar.

El simple hecho de valorar otras opciones: separarse, distanciarse, cambiar de trabajo, cambiar de grupo de amigos…etc es ya un primer paso.

Normalmente la persona que está siendo víctima del manipulador/a  ni siquiera contempla esas opciones, pues cómo hemos dicho ya ha desarrollado una dependencia.

Se ve incapaz de :

.- Rehacer su vida, en el caso de que el abuso de poder se de por parte de su pareja, tiene miedo a perjudicar a sus hijos…

.- Teme quedar excluido de la familia, si el abuso se da entre familiares.

.- Teme a la soledad que le puede implicar estar un tiempo hasta que encuentra nuevos amigos.

.- No es fácil encontrar hoy en día trabajo…

Todos ellos son motivos muy importantes y si , claro que si,  a tener muy en cuenta y por eso es necesario tomarse su tiempo y valorar todas las opciones que más se adecuen a las circunstancias particulares de cada uno.

Sin embargo, si optas por mantener la relación con la persona que   te manipula, si quieres que realmente cambie tu relación empieza por asumir tú ese cambio.

La otra persona se podrá  o no sumar a ese cambio, en mi experiencia profesional he constatado  que en muchos casos esto se produce, no en todos, pero si en un alto porcentaje,  depende de hasta dónde esté dispuesto a implicarse el manipulador/a  y,  hasta donde esté dispuesta la víctima de dejar de salvar y ayudar al otro para que se de cuenta.

Recuerda que la persona manipuladora necesita de tu victimismo para tener presencia.

Tú decides, que quieres ser: ¿ víctima o responsable?